“Gerra hemen hasten da” / “La guerra empieza aquí” (2018): contra las armas en Euskadi

“Gerra hemen hasten da” / “La guerra empieza aquí” (2018): contra las armas en Euskadi

Captura de pantalla (72)

Este film valiente y militante depara para los amantes de la cultura y la sociedad vascas una sorpresa terrible y un motivo de alegría. Empecemos exponiendo la primera.

La guerra empieza aquí muestra que discretamente, casi clandestinamente, varias empresas vascas han sido punteras a escala mundial, desde hace décadas, en la fabricación de armamento, y cómo este armamento ha salido a varios destinos del mundo desde el puerto de Bilbao. Ante el pasmo mayúsculo del espectador no advertido, el film va desgranando los nombres de las empresas que han venido fabricando armas, así como los tipos de armas que han producido (al principio pistolas, y en tiempos más modernos, con los “avances” tecnológicos, bombas de racimo, minas antipersona, minas antitanque, lanzagranadas…). Todo ello con la connivencia y el apoyo del partido político dominante (PNV) y demás autoridades convencidas de que el dinero ni huele ni tiene color: business is business.

Del volumen de intereses creados en torno a este negocio lucrativo y letal da cuenta la larga lista de empresas e instituciones que, según se nos informa, han rehusado aparecer en el film: Expal, Sapa, ITP, Aernnova, Autoridad Portuaria de Bilbao, Museo de Éibar, Rectorado Universidad del País Vasco (UPV-EHU), Comité de Ética UPV-EHU, Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Secretaría de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco.

La nómina de empresas y el catálogo de armamento resultan asombrosos, espeluznantes. Varios historiadores e investigadores, tanto del ámbito periodístico como del universitario, repasan la evolución de la fabricación de armamento en varias empresas vascas, desde la primera parte del siglo XX hasta la actualidad. Esta visión panorámica permite hacerse una idea del gran volumen económico del negocio. Una información relevante que se nos da es que Gernika tuvo una empresa de armamento líder a escala mundial. El bombardeo atroz de esta población vizcaína en 1937 por los aliados nazis y fascistas del franquismo ilustra el efecto mortífero de estos artefactos.

Captura de pantalla (71)Captura de pantalla (172)

Uno de los aciertos el film es combinar las informaciones teóricas de los investigadores con el testimonio presencial de varios ex-trabajadores de estas fábricas de armamento vascas. Probablemente muchos nos hemos preguntado alguna vez cómo deben ser esas personas que día tras día acuden a un puesto de trabajo consistente en fabricar armas, acerca de cuya finalidad no pueden engañarse (por desgracia, ya conocemos los rostros y la mentalidad psicópata de los empresarios). La aparición en pantalla de estos ex-empleados aclara muchos puntos de interés: qué sentían al ejecutar ese trabajo, qué motivos les llevaron a renunciar a su necesaria fuente de ingresos (el nacimiento de un hijo, por ejemplo), el secretismo con que las empresas llevaban a cabo su actividad , a menudo a espaldas de una población que no era consciente de lo que sucedía.

Ante tal paisaje desolador, el film nos presenta la reacción de muchos vascos que se niegan a aceptar este estado de cosas. Una persona destacada en esta reacción activista es Ignacio Robles (“Ina”), un bombero de Getxo que se negó en el puerto de Bilbao a realizar los trabajos de supervisión y acompañamiento para cargar explosivos a un barco con destino a Arabia Saudí. Ina sabía que esas municiones iban a ser usadas contra población del Yemen, que según informa la ONU está padeciendo desde hace años la peor crisis humana de todo nuestro planeta a causa de los ataques de Arabia Saudí (que desea ocupar el territorio yemení por motivos geoestratégicos). Ina conocía la situación en Yemen, y rehusó participar en el envío de armas para matar civiles. Debido a esta negativa, las autoridades le amenazaron con una suspensión de empleo y sueldo de entre tres y seis años. Ina se angustió mucho con esta amenaza, pero se mantuvo firme en su posición ética de no colaboración. Desde el día en que se rebeló y dijo no, el bombero vizcaíno ha desarrollado una intensa labor de divulgación y denuncia del negocio armamentista en el País Vasco, con numerosas charlas en escuelas e institutos para concienciar a niñas y niños y adolescentes de la necesidad de hacer presión sobre los políticos para obligarles a poner fin a este negocio mortal.

Captura de pantalla (1197)
El bombero vizcaíno Ina Robles, al negarse a colaborar a cargar municiones en el puerto de Bilbao en un barco con destino a Arabia Saudí, puso en marcha una campaña de denuncia contra la venta de armas al país árabe, que las utiliza para masacrar a la población yemení.
Captura de pantalla (1195)
El puerto de Bilbao, hasta hace poco principal punto de salida de las armas de fabricación vasca y española con rumbo a diversos países, especialmente Arabia Saudí. La presión del activismo vasco ha logrado que las armas dejen de salir de Bilbao. El punto de salida se encuentra ahora en el puerto de Santander.

La acción de Ina Robles se enmarca en una corriente de activismo vasco que lleva tiempo oponiéndose al negocio de las armas, y que con gran esfuerzo y tenacidad va logrando objetivos como el cierre del puerto de Bilbao al tráfico de armas. El film ofrece varias imágenes de acciones pacifistas y antibelicistas:

Un nuevo acierto del film es relacionar el activismo en Euskal Herria contra las armas con los efectos que estas tienen en Yemen, el lugar donde cumplen su letal cometido. A través de unas activistas españolas que crearon la ONG Solidarios Sin Fronteras, de apoyo a los yemenís, conocemos a una maestra que trata de mantener la moral y la vitalidad de la población en territorio bombardeado por las armas árabes de fabricación vasca y española.

Tal vez en el lugar de fabricación sea posible cerrar los ojos y no pensar en el efecto de las armas, pero deja de serlo cuando se ven las imágenes de los seres humanos castigados por ellas.

Captura de pantalla (1226)
Faren, la maestra yemení que se esfuerza por mantener la moral entre niñas, niños y adultos, explica la situación en su país. Mientras habla, se oye muy cerca el estallido de bombas, probablemente de fabricación vasca y española.
Captura de pantalla (1223)
Reparto de alimentos en la escuela. La miseria extrema en Yemen está causada por el embargo y los bombardeos saudís, en los que colaboran las fábricas de armamento y los gobiernos españoles y vascos.

Captura de pantalla (1221)

La toma de conciencia acerca de la actividad asesina de las fábricas de armamento, con la connivencia interesada de políticos y de las instancias más altas del estado español, ha llevado a la sociedad vasca a rebelarse pacíficamente, a través de la educación y la información.

El film, realizado con pocos medios y financiado mediante mecenazgo, se proyecta en varias poblaciones, con llenos sistemáticos. Hay debates intensos al finalizar las proyecciones. La ignorancia y la indiferencia van dejando paso a la indignación y el compromiso. Una esforzada acción de protesta se ha puesto en marcha ya irremisiblemente.

Título original: “Gerra hemen hasten da” / “La guerra empieza aquí. Director: Joseba sanz. Duración: 64 min.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s